Un buen mantenimiento evitará paradas de producción no programadas. Con el mantenimiento predictivo el motor avisará antes de un fallo, pudiendo programar una parada de la línea para su reparación. Los diferentes ensayos o tests de mantenimiento preventivo serían:

  • Medición de aislamiento. Debe ser del orden de Megaohmios. Se realizará el test con inyección de corriente continua de 1.000 voltios en motores nuevos o 500 voltios en motores usados. Seguir recomendaciones del fabricante para evitar dañar el equipo.
  • Equilibrado. Es importante mantener  el equilibrado del motor y de la carga. Por ejemplo un ventilador o una bomba cuyas paletas van degradándose provocará un desequilibrado del motor que producirá vibraciones y ruidos en los rodamientos.
  • Alineamiento. Fallo en el fundamento, de la base o de los pernos pueden provocar fallos de alineamientos en el motor, provocando ruidos y vibraciones en los rodamientos, ejes y tapas de los motores.
  • Deslizamiento de correas.  Retensionar correas y revisar alineamiento, un destensionado de las correas produce deslizamiento que desgasta las correas.
  • Análisis de vibraciones de rodamiento. Revisar periódicamente, por ejemplo mensualmente, y guardar un histórico de los datos.
  • Análisis de Termografía. Un análisis termográfico por infrarrojos nos descubrirá:

              Rodamientos defectuosos.

Termografía estator motor asíncrono
Termografía estator motor asíncrono

             Conexiones eléctricas defectuosas.

             Fallos de aislamientos en el bobinado, se muestran como puntos de alta temperatura en el estátor.

              Fallos de alineación se muestran también como puntos de alta temperatura.

                Los motores inactivos durante largo tiempo deben ser puestos en marcha periódicamente para engrasar los rodamientos.

 

 

Anuncios

Leave a Reply