El mantenimiento preventivo consiste en una serie de tareas programadas periódicamente  para reducir el envejecimiento de la instalación y reducir el número de paradas imprevistas.

Tareas como la limpieza de los aislantes, el apriete de los tornillos de anclaje o sujeción,  el retensionado de las líneas eléctricas, la sustitución de piezas defectuosas o piezas que se deterioran con el tiempo , etc, forman parte del mantenimiento preventivo.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.