Un multiplicador de presión de aire comprimido nos permite disponer de un calderín con aire a una presión que puede ser hasta el doble de la presión de entrada o de alimentación a la máquina. Gracias a este calderín podremos duplicar la fuerza que ejerzan los cilindros que estén conectados al mismo. Como sabemos :

F = P x Sección del émbolo.

 

Anuncios